Translator

"Una tendencia en aumento". 10.03.2015

No podemos negar que las grandes empresas de la moda seguirán creciendo y estando presentes entre nosotros; sin embargo, aquí en Alemania, se está gestando poco a poco, que tanto diseñadores, como aficionados, ofrezcan ropa, calzado, accesorios o diferentes artículos elaborados a mano, primero como hobby y luego como una actividad un poco más formal.
 
Y para muestra, basta un botón. Este fin de semana se llevó a cabo en la ciudad de Braunschweig, la feria “handmade” (hecho a mano). En el Stadthalle (recinto ferial/pabellón) de la ciudad, se dieron cita unos 180 expositores que ofrecían artículos imprescindibles tales como tela, botones, máquinas de coser, cintas, listones, herramientas de trabajo, etc. Sin embargo, también estaban aquellos pequeños empresarios que comercializaban sus creaciones: bolsos hechos de piel y tela con creativos diseños, joyería, artículos de decoración, tarjetas pintadas a mano, cerámica, alfombras, ropa, etc. 

Lo interesante de esta feria no fue sólo la cantidad de asistentes, sino la demanda que este tipo de eventos tiene por parte de aquellos que han decidido elaborar ropa o accesorios para su propio uso o para hacer de su hobby un negocio. Este es pues un mercado en donde no por elaborar los artículos personalmente éstos son más económicos que cuando se compran hechos. En el pasado era así, las personas compraban telas y elaboraban sus prendas porque era mucho más barato hacerlo de esta manera. Hoy en día, las materias primas son mucho más caras y hacer ropa, bolsas o zapatos en casa, está muy lejos de ser económico. 

Es por eso que este tipo de eventos se ofrecen a lo largo y ancho del país y aunque los nombres de estas ferias varían, siempre se relacionan con palabras tales como creatividad, arte, hobby, diseño, ideas, etc., en donde básicamente se trata de ofrecer más o menos los mismos productos. También en internet es posible encontrar un sinnúmero de sitios relacionados con estas actividades; y los libros y revistas con patrones, información o sugerencias, tienen una gran demanda dentro de este sector. Las tiendas no se quedan atrás y están las generales en donde se ofrecen todo tipo de artículos para hacer manualidades, las típicas en donde se ofrecen telas o estambre, hasta las más especializadas en donde únicamente se ofrecen artículos para realizar patchwork, por ejemplo. 

Las razones detrás de esta tendencia son muchas. Y aunque el deseo de portar piezas únicas e irrepetibles elaboradas a mano es una motivación, también lo es sin duda el desarrollo sustentable. Y si bien algunos de estos productos no son elaborados con materiales reciclados, muchas personas buscan usarlos como materia prima para contribuir así con el cuidado del medio ambiente. Asimismo, una tendencia que está cobrando fuerza, por lo menos en Alemania, es el rescate de actividades tradicionales que se han ido perdiendo con el paso del tiempo por ser labores que hoy en día ya muy pocas personas realizan, como el encaje de hilo o de bolillos (klöppeln), el deshilado, el punto de cruz, el tejido de gancho, de agujas, el patchwork; o el simple hecho de saber coser a máquina. Por ello se ofrecen cursos relacionados con estas tareas tanto en museos, como escuelas a las que cualquier ciudadano puede tener acceso. Con ello se ha logrado tanto difundir el conocimiento, como el gusto por seguir realizando este tipo de actividades.