Translator

"¡Publicidad!"... pero que no se note". 02 de Septiembre de 2013.



En el pasado, la publicidad de las diferentes marcas se centraba en que fuera vistosa y que llegara a muchas personas; y si se sabían cuántas eran, mejor. Así, la petición generalizada por parte de la empresa hacia la agencia de publicidad, era conocer el número de “impactos” diarios del espectacular, o cuántas personas habían visto el anuncio. La localización de un lugar estratégico para la colocación de banners, anuncios y demás artefactos publicitarios, era el pan de cada día. Con Internet, las cosas fueron cambiando y fue indispensable estar presentes en las páginas más solicitadas, con los anuncios de la marca. Hasta que el consumidor empezó a bloquear los anuncios y se hizo necesario encontrar otras formas de llegar al consumidor, e informarle sobre los nuevos productos, pero sin que pudiera bloquear los mensajes.
 
Una solución era que fuera él mismo quien buscara la información de los anuncios y que ésta ya estuviera disponible y estratégicamente preparada para tales efectos. Así, surge la publicidad nativa, que se caracteriza por ser un tipo de publicidad informativa en forma de relato o redacción periodística, la cual se dedica a dar a conocer contenidos específicos de determinadas marcas. Este tipo de publicidad pretende crear un interés en los lectores para que sean éstos quienes “devoren” la información porque se sienten interesados hacia ella y no porque se trata de una publicidad “impuesta”. Para lograr este propósito, muchos diarios han creado espacios en los que las marcas pueden subir sus noticias en forma de relato o artículo, dejando de ser así una publicidad invasiva. Por encontrarse en las páginas de algunos diarios, revistas o páginas de interés, al buscar información relacionada en los diferentes buscadores de Internet, éstos nos arrojarán, entre muchas opciones, editoriales de publicidad nativa que acapararán de igual manera nuestro interés, pues incluirán la descripción completa de un producto que se ajusta perfectamente a nuestras necesidades y del que además muy probablemente podremos encontrar el precio y la forma en que podemos conseguirlo. La información de la marca pues, se encuentra de repente, presente en muchas de las conversaciones e intercambios de información que existen día a día en los foros de Internet, ya que la noticia se vuelve una herramienta fácilmente intercambiable, al crear historias de actualidad, que son fáciles de compartir por Twitter, Facebook o correo electrónico, por mencionar sólo algunas vías.

¿Cómo podemos identificar estos “anuncios”?. Algunas veces aparecen como anuncios patrocinados y otros se encuentran en espacios que los diferentes medios han preparado para las marcas. Y es que se ha comprobado que los consumidores ponen más atención a la publicidad nativa, que a los anuncios que aparecen en una página, como los banners. Se sienten más identificados con el anuncio y tienen una intención mayor de compra cuando terminan de leer la información. Definitivamente, un comentario o información detallada es mucho más poderoso y fácil de compartir que un banner. Es por eso que la inversión que las empresas están haciendo en publicidad nativa está creciendo a pasos agigantados.

Los tiempos cambian y también cambia la forma de hacer publicidad. Seguramente en el futuro seguiremos viendo más cambios y nuevas formas de llegar a los consumidores.