Translator

"Retos y oportunidades para las marcas" (2a parte). 19 de agosto de 2013.


Como lo comentamos la semana pasada, una marca no puede permanecer estática ante el mundo actual, tan cambiante y diversamente comunicado. El manejar una marca en la actualidad, requiere de un conocimiento cercano tanto de nuestros consumidores, como de nuestros competidores. Sin embargo, considero que existen tres retos principales que tienen  las marcas actualmente: el continuo incremento de productos en el mercado, el constante cambio de las preferencias de los consumidores y el aumento de las opciones de comunicación entre éstos y las diferentes marcas.
 
Cada día encontramos en el mercado más productos que prometen hacernos la vida más fácil. Las industrias están en constante innovación y esto deriva en más y mejores productos. Cualquier marca que se precie de tener un buen número de consumidores, debería estar también en constante innovación o corre el riesgo de desaparecer. Ante este panorama, las marcas tienen un reto constante, el de seguir siendo atractivas y útiles para sus competidores, para con ello lograr lealtad de marca. Desgraciadamente, hoy en día, un consumidor puede acceder a un sinnúmero de marcas tanto nacionales como internacionales, por lo que su lealtad hacia determinados productos, es bastante débil. Es labor del gerente de marca o del director de la marca, seguir en constante innovación y conocimiento de sus consumidores, para lograr que sus productos sigan siendo de la preferencia de sus clientes. 

El conocimiento cercano de nuestros consumidores es pieza clave para darles lo que están buscando o necesitando. Con la gran cantidad de comunicaciones a las que están expuestos los consumidores en la actualidad, principalmente vía Internet, resulta un tanto difícil indagar en los procesos mentales que están experimentando con estas exposiciones y que como consecuencia, lograrán que su forma de vida y entendimiento social, cambie con el paso del tiempo, deseando otro tipo de cosas o marcas que como empresa no hemos identificado. Es por ello que resulta indispensable estar constantemente en contacto con nuestros consumidores.

Mucho de los dos puntos anteriores también tiene que ver con el incremento de las opciones de comunicación. En el pasado había pocas maneras de comunicarse e interactuar, así como de obtener publicidad e información sobre algún producto o servicio. El periódico, el radio, la televisión y el cine, eran lo más cercano a las personas. Con el advenimiento de internet, las opciones se multiplicaron. Una persona puede tener contacto con varias marcas al mismo tiempo, pero también puede obtener opiniones sobre ellas, identificar nuevas opciones e incluso hacer comparaciones. Todo lo anterior en tan sólo segundos. Anteriormente, las comunicaciones eran cara a cara; pero actualmente, un consumidor puede interactuar con personas que no conoce y que se encuentran a distancias considerables. De la misma forma, puede intercambiar preguntas y obtener recomendaciones sobre más productos o servicios, pues interactúa y deja sus opiniones en la red o lee las que dejaron otros cibernautas. Esto hace que su forma de pensar y preferencias cambien de manera constante. 

Los retos no son fáciles en un mundo tan cambiante; sin embargo, el éxito de una marca bien merece la pena cuidar constantemente tanto de nuestra marca, como de nuestros consumidores y competidores.