Translator

"Una oportunidad para los blogueros". 24 de Junio de 2013



Apenas la semana pasada The New York Times Co. anunció que a partir de este próximo jueves, aquellos lectores que accedían a sus páginas mediante las apps de sus teléfonos inteligentes, tendrán que pagar por los artículos que lean. La noticia, por demás obvia, puede ser una oportunidad para aquellos que escriben en la red y que comparten sus artículos de manera gratuita.
 
Ansiosos por buscar noticias frescas de fuentes reconocidas y veraces, los lectores generalmente acuden a los periódicos de mayor circulación, con el objeto de contar con información fidedigna, vía Internet. Sin embargo, algunos internautas no están dispuestos a pagar por tener este acceso. Considero que a raíz de estos cambios, los lectores que antes leían de manera gratuita periódicos como The New York Times, estarán buscando fuentes alternativas que los provean de información confiable, sin tener que pagar. Esta es una oportunidad de oro para aquellos que cuentan con una página o blog y que se dedican a escribir sobre temas especializados. Y es que una de las desventaja de la mayoría de los periódicos siempre ha sido hablar poco, pero de mucho. Para quien está interesado en todas las noticias que ahí se incluyen,  esto puede resultar interesante. Sin embargo, existe una extensa mayoría a quienes sólo les interesan uno o dos temas en particular.

Cuando hablo de una oportunidad de oro, me refiero al hecho de que los blogueros generalmente escriben sobre un tema determinado y al ganarse la confianza de sus lectores sobre ese tema, su fama y confiabilidad irán creciendo hasta convertirse en una referencia obligada en cuanto a cierto tópico se refiere. Entonces, los internautas habrán encontrado una nueva fuente que satisfaga sus necesidades de información, y ya no tendrán que pagar (claro, hasta que este nuevo referente empiece a cobrar por lo que hace).

Los periódicos y todo aquel que invierta dinero, esfuerzo y trabajo en lo que realiza, tiene el derecho de recibir una remuneración a cambio. De eso no hay duda. Y es que los diarios están perdiendo a sus subscriptores en papel, porque éstos ahora utilizan más las computadoras y los teléfonos para accesar a la información de los periódicos. Este parece ser un paso obligado para los diarios; aquellos subscriptores que tenían en papel, se irán cambiando gradualmente hacia una subscripción en línea.

 Sin embargo, hablando de nuevos subscriptores e Internet, la actitud de los internautas es diferente. Habiendo tantos “peces en el mar”, los lectores se encuentran reacios a pagar por leer  contenidos; es por eso que primero buscarán fuentes que les den la misma satisfacción que les daban aquellos diarios o fuentes que ahora están empezando a cobrar por los accesos, antes que pagar por el servicio. Y es que la experiencia les ha dicho que en Internet “todo es de libre acceso”, y seguirán luchando por esta opción hasta que les sea posible. Si al final del día no encuentran ninguna opción confiable, definitivamente pagarán con gusto por el acceso a las fuentes que les provean información verídica.  Pero mientras esto sucede, los blogueros tienen la oportunidad de cautivar y convencer con sus contenidos a todos aquellos que están en la búsqueda de información confiable.

Debido a estos cambios, en el futuro veremos pues, el surgimiento de nuevos “protagonistas” en la escena virtual en cuanto a tópicos especializados se refiere.