Translator

"Coca-Cola y la obesidad". 28 de enero de 2013.

Después de que el 13 Septiembre de 2012, Boombeg, alcalde de Nueva York, obtuviera la aprobación de la junta de salud sobre la propuesta de prohibir la venta de bebidas azucaradas en recipientes de más de 455 mililitros en restaurantes y otros comercios, Coca-Cola decidió unirse a la cruzada en contra de la obesidad.

Refiriéndose al sobrepeso como “el problema de esta generación”, el pasado lunes 15 de enero la empresa presentó de manera oficial su nueva campaña publicitaria. Con ello, el mayor fabricante de bebidas en el mundo, busca “redoblar sus esfuerzos para trabajar con las comunidades, empresas y líderes del gobierno estadounidense para encontrar soluciones significativas al complejo reto que presenta la obesidad”.
Esta campaña inició con el video "Coming Together", en el cual se escucha una voz en off que relata: “Durante 125 años hemos reunido a la gente. Hoy nos gustaría que la gente se una en un tema que nos concierne a todos: la obesidad” (http://www.youtube.com/watch?v=zybnaPqzJ6s&feature=youtu.be). En este mismo comercial, la marca deja en claro que ofrece 180 bebidas bajas en calorías y sin calorías, de entre las más de 650 que ofrece. Además, propone derrotar a la obesidad mediante un trabajo conjunto en donde las personas tomen en cuenta que todas las calorías que se consumen cuentan sin importar de dónde provengan, y menciona: “… Si comes y bebes más calorías de las que quemas, subirás de peso”. Para reforzar lo anterior, la empresa lanzó posteriormente otro comercial en donde se muestran opciones de cómo se podrían quemar las 140 calorías de una coca-cola en lata (https://www.youtube.com/watch?v=yfh0BeNMxGY).

Desde el año pasado, Coca-Cola fue blanco de los ataques del Centro para las Ciencias en el Interés Público (CSPI por sus siglas en inglés), pues desde su punto de vista, el consumo de la bebida contribuye considerablemente con la obesidad. Mediante un corto animado bastante ilustrativo, el organismo presenta las consecuencias de ingerir azúcar mediante una bebida obscura que claramente se identifica con la Coca-Cola. El corto lleva por nombre “The Real Bears”, en donde los personajes principales son unos osos polares que parodian a los de la empresa (http://www.youtube.com/watch?v=Kimuv6K6xFo).

Y es que diversos expertos sugieren que las bebidas azucaradas se podrían tomar de forma ocasional y en porciones pequeñas para no dañar nuestra salud, pues el refresco y otras bebidas altas en azúcar como los jugos, son dañinos cuando se ingieren en demasía. Además, la razón por la que este tipo de bebidas se han colocado en el centro de la controversia, radica en que el ritmo acelerado al que se absorben desde el intestino hacia el torrente sanguíneo, resulta altamente peligroso para el hígado y como consecuencia para la salud, pues no se tiene ningún otro elemento, como lo sería la fibra de las frutas, que hiciera que esta azúcar se ingiriera de manera más lenta.

Ante tales opiniones, la empresa ya está preparando tamaños más pequeños de las bebidas que aparecerán en el mercado en los próximos meses, así como la expansión de su línea de bebidas bajas en calorías. Mientras tanto, cada lata o botella presentará el número de calorías que contiene para ayudar a los consumidores a llevar un mejor control de la energía que consumen.

Qué lástima que se hayan tenido que tomar medidas legales para que Coca-Cola hiciera este tipo cambios.