Translator

"Una navidad sustentable". 24 de diciembre de 2012.


Hoy es 24 de diciembre y estamos celebrando una navidad más. Para algunos es una fecha nostálgica y llena de recuerdos y para otros es una festividad que se celebra rodeado de la familia y delos seres queridos. Pero para muchos otros significa la satisfacción de adquirir aquello que siempre desearon, sin pensar en las posibles deudas a contraer, mismas que recordarán durante la famosa “cuesta de enero”.
Diciembre representa el fin del año y la llegada del aguinaldo. Los más reservados usarán este dinero para pagar las deudas contraídas durante los pasados meses y otros se dejarán llevar por la “magia” de la navidad, las ofertas, los compromisos, los meses sin intereses y gastarán todo su dinero en regalos y antojos. Son estos últimos quienes, si no tienen el cuidado necesario, se gastarán todo su dinero y contraerán deudas que los perseguirán durante los próximos meses. El dinero fluye en esta época por los aguinaldos, pero habrá que ser cuidadosos para invertirlo de manera adecuada o para pagar las deudas contraídas en el pasado. Es mejor pagar un viejo crédito, que dejar que los intereses nos sigan haciendo la deuda más grande. Dar mantenimiento a la casa, impermeabilizarla o comprar algunos artículos que realmente nos estén haciendo falta, serán compras bien aprovechadas. Decidir entre quedar bien haciendo regalos a los amigos o asegurar un beneficio propio o para nuestra familia, siempre será una inversión inteligente.
Una de las tendencias que está iniciando en mercadotecnia y en el comportamiento del consumidor es la sustentabilidad o el consumo sustentable. Lo que hoy es bien visto o deseable, como el hecho de comprar mucho y sin sentido, en el futuro será muy mal visto. Como ya lo habíamos comentado anteriormente, muchas de las veces, las compras se hacen sin pensar en si realmente son necesarios o en los materiales de que están hechos (plásticos, unicel, pieles exóticas, etc) mismos que posteriormente se convertirán en desechos tóxicos o que colaborarán con la contaminación y el detrimento de nuestro planeta tierra.
En el futuro, esta tendencia, que está iniciando ya de manera fuerte, hará que todas las compras que hagamos, desde las más sencillas, hasta las más importantes, las hagamos siempre pensando en realizar un consumo sustentable. Empecemos pues a comprar de manera inteligente pensando siempre en los beneficios o los perjuicios que nuestras compras estarán dejando al planeta y que en el futuro nos estarán perjudicando tanto a nosotros como a nuestras familias. Escojamos productos que por su calidad, serán los más duraderos y que nos ayudarán a ahorrar cuando dejemos de comprar un reemplazo para este producto en el corto plazo. Como consumidores, tenemos el derecho y la obligación de comprar productos que demuestren que están contribuyendo al cuidado del medio ambiente y con ello en nuestro beneficio futuro. Compremos pues de manera inteligente, comprometidos siempre con nosotros mismos y con los demás.
Les deseo que pasen una feliz navidad y que disfruten de este día acompañados de sus seres queridos. Paz, salud, alegría, armonía y felicidad son mis más sinceros deseos para todos ustedes.