Translator

"El idioma y los negocios". 17 de septiembre de 2012.

Siempre nos lo dijeron, pero cada día es más notorio y los idiomas se vuelven una herramienta indispensable para poder subir los escaños laborales dentro de una empresa. Sin duda el idioma por excelencia es el inglés; sin embargo, para las empresas trasnacionales, esto no es una ventaja, sino solamente un requisito de ingreso a la compañía. Hoy en día, se están buscando no sólo colaboradores que sepan hablar inglés, sino personal que esté dispuesto a seguirse preparando con miras a dominar el idioma del país en donde la empresa se quiere expandir o hacer negocios.
Después del anuncio de la nueva planta de Audi en Puebla, es una realidad que el lenguaje a dominar en el futuro próximo, es el español. Para Johnson Controls, Brasil es ya una realidad, así es que la empresa le está pidiendo a sus empleados aprender portugués. En un esfuerzo sorprendente por llegar a los consumidores de la base de la pirámide de los mercados emergentes, tanto P&G como Unilever han apostado por India. Por lo tanto, para poder conocer a sus consumidores, sus ejecutivos deben hablar hindi. Otro caso es el de los productores de carne de puerco mexicanos, los cuales están a punto de exportar este producto a China. Para los empresarios sonorenses, el dominio del idioma fue fundamental para las negociaciones y conocimiento del mercado, procesos que duraron alrededor de 5 años. Hoy el esfuerzo ha rendido sus frutos y la meta es ocupar el lugar que tenía Japón en cuanto a ser el primer exportador de este producto al país asiático. Ya de por sí México exportaba a Japón, pero ahora está tratando de conquistar otros mercados.
Si bien es cierto que el chino mandarín es un idioma importante por el desarrollo que está teniendo China; su dominio no es la panacea. Gracias a la globalización, las empresas están en busca de diferentes países en donde encuentren mano de obra capacitada, materia prima, socios comerciales, nichos de mercado o algún otro atractivo que beneficie a la compañía y que los haga salir de sus fronteras. Para asegurar una buena preparación, el inglés es indispensable, pero es también, y mucho más importante, la disposición que se tenga para aprender un nuevo idioma.
Si ya se encuentra laborando en alguna empresa y no sabe sobre los procesos de expansión de la misma, lo ideal es prepararse en el dominio del idioma inglés. La preparación en este lenguaje será fundamental, no solo para su ascenso y desarrollo dentro de la empresa, sino también para encontrar un mejor trabajo si las circunstancias así lo requieren. Si ya domina el idioma inglés y tiene claro su plan de desarrollo profesional, instrúyase en los idiomas en donde en el sector que a usted le interesa se hacen negocios con mayor frecuencia. Entrar a una nueva empresa dominando el idioma del país en donde se requiere hacer negociaciones, será fundamental para su éxito en la misma.