Translator

"Y usted, ¿qué tipo de persona quiere ser?" 20 de septiembre de 2010

Los productos ayudan a los consumidores a satisfacer las diferentes necesidades que tienen en el transcurso de sus  vidas. Estas necesidades pueden ir desde las más básicas o fisiológicas como mitigar la sed, el hambre, sentirse seguros o llegar a obtener  la autorrealización. Algunas de estas necesidades, por más vanas que parezcan, también tienen que ver con el de hecho adquirir los atributos físicos con los que no fueron favorecidos desde su nacimiento y que harán que de alguna manera se sientan más seguros con ellos mismos.
Hoy en día, contamos con un sinnúmero de productos que otorgan la oportunidad a los individuos, de “transformarse”; ser más jóvenes ocultando las canas, tener el pelo más largo usando extensiones, tener ojos más claros usando lentes de contacto,  hacerlos más profundos usando pestañas postizas o proyectar una imagen más madura o juvenil gracias a la ropa que usen, entre otros. La decisión es del consumidor; será él quien busque el mejor producto para satisfacer la necesidad que tenga en un determinado momento de su vida. El trabajo de las marcas consiste en que el consumidor las escoja a ellas entre las otras opciones que tiene. Un tinte de pelo, aunque puede ser el mismo tono en diferentes marcas, tendrá la preferencia del consumidor si éste se identifica con el concepto que ésta proyecta. El aura o concepto que la marca crea en torno a ese producto determina que el consumidor se sienta identificado con el tipo de persona que la marca está proyectando, con su estilo de vida o si los planteamientos que realiza, concuerdan con su forma de pensar.   Las diferentes imágenes que proyectan en sus anuncios publicitarios, los slogans que manejan y los productos que ofrecen, marcan la diferencia para el público y determinan a sus compradores y posteriores clientes.
Las marcas han hecho un buen trabajo creando un estilo de vida para las personas que las compran y logran que el consumidor se sienta un verdadero atleta y conocedor con el simple hecho de comprar por lo menos un artículo de la marca de artículos deportivos patrocinadora de los jugadores más importantes del mundo, o que se convierta, por lo menos en su imaginación, en un hombre ganador y sofisticado por el simple hecho de comprar una determinada marca de relojes.
Sin embargo, nos guste o no, hoy en día existe una fuerte necesidad en las personas de replantearse definitivamente lo que son, tener la posibilidad de transformarse en otra persona o de poder jugar con alguna otra personalidad a la par de la propia.  Virtualmente, es posible adquirir diferentes personalidades y elegir entre distintos tipos físicos de personas pagando por estos cambios, pero en el ambiente real, aún no hay una marca que ofrezca un cambio integral. En el futuro será necesario crear una marca de productos que ayude a las personas a realizar un cambio de su apariencia física y que no solamente incluya un cambio en el color de pelo o piel, sino en cuestiones más complejas como un cambio de voz o de sexo. Una marca que, como la que produce toda clase de artículos para el deporte, pueda darle a las personas las diferentes opciones para ser una persona diferente no sólo en un ambiente virtual, sino de manera real y duradera y que cuando usted llegue al mostrador le puedan preguntar: y usted, ¿qué tipo de persona quiere ser?

Archivo del blog